Business Model Canvas

Business Model Canvas 2018-06-01T12:00:19+00:00

Antes de explicar qué es la creación de modelos de negocio con el Canvas (Business Model Generation Canvas- BMC) hay que aclarar qué se entiende por “modelo de negocio”.

Entendemos por modelo de negocio el método o medio por el que una entidad (normalmente una empresa) trata de identificar el valor de su actividad. Un modelo de negocio puede basarse en muchos aspectos diferentes de una entidad, como la forma en que lo hace, como distribuye, los precios o publicidad de sus productos o servicios, etc.

El modelo de negocio se centra en la creación de valor. Se describe una estrategia central de la entidad para generar valor económico, normalmente en forma de ingresos aunque no siempre, tiene que ser así necesariamente.

Es precisamente esta referencia al “valor” lo que, a nuestro modo de ver, hace que este concepto de “modelo de negocio” sea interesante en la gestión de los centros educativos, los cuales, en la mayoría de casos, no tienen como principal objetivo la generación de ingresos per se. Aunque estos, obviamente, también son imprescindibles para garantizar la continuidad y la competitividad de los mismos.

Concretamente, el BMC considera el valor a partir de la definición de la “propuesta de valor”. Osterwalder, el creador de este modelo, define la “propuesta de valor” de la siguiente manera:

“La Propuesta de Valor es la razón por la que los clientes se dirigen a una empresa por delante de otra. Resuelve el problema de un cliente o le satisface alguna necesidad. Cada Propuesta de Valor consiste en una selección de productos o servicios que dan respuesta a los requerimientos de un segmento de clientes específico. En este sentido, la Propuesta de Valor es la suma de los beneficios que una empresa ofrece a los clientes “.

¿Cuáles son los fundamentos del BMC?

El Business Model Canvas es un modelo que permite relacionar, de manera visual y gráfica, las relaciones entre la propuesta de valor de un proyecto o actividad y el segmento de clientes a los que va dirigida, teniendo en cuenta, al mismo tiempo, todos los elementos que lo hacen posible: canales, actividades, recursos, estructura económica, etc.

Los bloques de la derecha son aquellos que generan ingresos a partir de la propuesta de valor (oferta) utilizando los bloques de la izquierda y que determinan la estructura de costes.

La metodología aconseja empezar por la propuesta de valor y los segmentos de clientes y luego ir definiendo el resto de bloques.

La ventaja principal de esta herramienta es que permite elaborar un modelo de negocio inicial de manera muy rápida, sin tener que escribir un plan de negocio con muchas páginas. Si este no es viable, se puede identificar enseguida. Además, la agilidad que da elaborarlos, permite hacer diferentes versiones de un mismo modelo de negocio y compararlos entre ellos, modificar los diferentes elementos con iteraciones continuadas, ver gráficamente las relaciones entre los diferentes bloques, etc.

Esta flexibilidad hace que tenga numerosas aplicaciones, entre las que podemos destacar la modelización de un nuevo negocio, de un proyecto de innovación, un análisis de mercado, el análisis de la adecuación entre las infraestructuras y recursos de una organización y las necesidades del mercado, etc.